Emesa vira el rumbo en ‘real estate’: menos patrimonial y posible salto a Madrid

El hólding empresarial de Emilio Cuatrecasas apostará por una mayor rotación de activos en busca de rentabilidades más altas. La compañía invirtió 38,5 millones de euros en 2017 en la compra de terrenos en Barcelona.

Emesa cambia de mentalidad en real estate. La corporación empresarial, que acaba de crear un consejo de administración para gobernar la compañía, da un giro en su mentalidad para invertir en el mercado inmobiliario, rebajando su parte patrimonial y apostando por una mayor rotación de activos. El objetivo de este cambio es buscar rentabilidades más altas en sus negocios inmobiliarios. Además, la compañía, especializada en el mercado de oficinas de Barcelona, no descarta diversificar sus inversiones en otro tipo de activos ni su expansión a otras ciudades del país como Madrid y Valencia, según Expansión. En 2017, Emesa desembolsó 38,5 millones de euros en la compra de terrenos para nuevos desarrollos en Barcelona. Sólo en el área de oficinas, la compañía incorporará 52.000 metros cuadrados de espacios de este segmento a la cartera de inmuebles que ya posee en la capital catalana. En este sentido, el año pasado, la corporación compró un edificio en el número 632 de la Avenida Diagonal. Los próximos proyectos más relevantes de Emesa se ubican en Finestrelles y el Empordà, con una inversión aproximada en conjunto de 105 millones de euros. En la primera de estas zonas, la compañía desarrollará un importante proyecto de oficinas, mientras que la segunda, pondrá a punto el Empordà Golf Club, un complejo que adquirió a Habitat el pasado mayo por veinte millones de euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *